18 ago. 2008

Divertimento

El término "divertimento" se utiliza en música de cámara y música para teclado, especialmente en el siglo XVIII, para una obra de carácter ligero. Viene del italiano, y tiene un sentido de entretenimiento, diversión. El plural puede ser "divertimenti" o "divertimentos".

En francés, "divertissement", se aplicó durante el siglo XVIII a interludios musicales dentro de una obra de teatro o una ópera, pero que no tenían relación con el argumento principal. Por extensión, estos interludios se convirtieron en un conjunto de números sin intención narrativa incluídos en un ballet, como las danzas nacionales del segundo acto de "El Cascanueces", de Tchaikovski.

El título de "divertimenti" fue aplicado por primera vez a colecciones de música vocal e instrumental publicadas en italia a finales del siglo XVII. Esta terminología se extendió por Austria durante el siglo XVIII. Haydn la aplicó a varias de sus primeras obras para teclado (también lo hizo por ejemplo Georg Christoph Wagenseil), a todos sus cuartetos de cuerda hasta la opus 20 (1772), y a un gran número de obras relativamente ligeras para conjuntos de cuerdas y de vientos. Mozart también la utilizó durante su etapa en Salzburgo para tres composiciones para cuerdas y trompas (1772), cinco sextetos de vientos, probablemente escritos como música para la cena del arzobispo Coloredo (1775, 1776), y para cinco obras para cuerdas y vientos (1773-1780). En esta última serie, el título de divertimento parece una indicación especial para composiciones interpretadas a "solo", en oposición a "serenata", indicada para obras orquestales.

La mayoría de estos divertimentos tenían seis movimientos en lugar de los tres o cuatro de otras composiciones de cámara. Esa debe ser la razón, y no el carácter de la música, por la que Mozart llamó a su gran trío para cuerdas K.563 (1788) "Divertimento... en seis movimientos".

En el siglo XIX, este término fue aplicado frecuentemente a obras ligeras y brillantes para o que incluían piano. Este es el caso del "Divertissement á l´Hongroise, D.818 para dos pianos", de Franz Schubert.

En el siglo XX, estuvo asociado con obras de cámara u orquestales ideadas para el disfrute, sin mayores complicaciones. El "Divertimento para cuerdas" (1939) de Bártok va más allá de esta descripción en la intensidad de su movimiento lento. Otras obras más cercanas a la idea antes señalada son: "Divertissement" (1929, 1930) de Ibert, "Divertimento" (1934) de Stravinski, "Divertimento" (1941, sobre obras para teclado de Couperin) de Richard Strauss, y el "Divertimento on Sellinger´s Round" (1953, 1954) de Michael Tippett.

Fuente (parcial): MSN Encarta
http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_961522198/Divertimento.html

A continuación: Wolfgang Amadeus Mozart: Divertimento K.136, primer movimiento, dir. por Yehudi Menuhin.


Franz Joseph Haydn: Divertimento para violonchelo y orquesta de cuerdas en Re mayor: III. Allegro di molto. I Musici de Montreal - Yuli Turovsky.