3 nov. 2008

Canto Llano

Música vocal monofónica y que se canta al unísono, oficial, originalmente sin acompañamiento, de las liturgias cristianas. El término se refiere en particular a los repertorios cantorales con textos en latín, es decir, aquellos de las principales liturgias cristianas de Occidente (Ambrosiana, Galicana, Mozárabe y Gregoriana y Antigua Romana). Y en un sentido más estricto, se refiere al repertorio del canto gregoriano, el canto oficial de la Iglesia Católica Romana.

Los orígenes del canto litúrgico cristiano subyacen en la práctica de las sinagogas judías y en la música pagana en los primeros centros de la iglesia (Jerusalén, Antioquía, Roma y Constantinopla). En el siglo IV había varias familias distintas de ritos orientales y occidentales (latinos), cada uno con su propia liturgia y música. Cuando la unificación política y litúrgica comenzó bajo el reinado de los Carolingios a mediados del siglo VIII, todos los ritos musicales latinos locales (excepto el Ambrosiano) fueron suprimidos a favor del Gregoriano. La notación no aparece antes del siglo IX, y solamente uno o dos siglos más tarde se encuentra una representación precisa de los tonos. De los ritos latinos, solamente el Gregoriano, el Antiguo Romano y el Ambrosiano sobreviven completamente.

Cada familia de canto llano tiene sus expresiones modales distintivas; en algunos repertorios (Gregoriano, Antiguo Romano, Bizantino, Eslavo, Copto) a los modos se les asignan números o nombres. La teoría modal bizantina “Oktoechos” desarrollada con una disposición simétrica de ocho modos, fue adoptada por el repertorio Gregoriano a fines del siglo VIII. Se utilizan cuatro notas finales (Re, Mi, Fa, Sol), con sub-formas en un rango más alto (modo auténtico) y más bajo (modo plagal) para cada final. Determinados modos se prefieren para ciertas categorías litúrgicas, temporadas litúrgicas o fiestas particulares. En la tradición gregoriana, los tonarios a partir del siglo IX listan las melodías según el modo, imponiendo el sistema modal solamente después de que el repertorio hubo sido fijado.

Las formas o el repertorio cantoral pueden dividirse en salmódicas y no- salmódicas. Hay tres formas principales de salmodia:

· Antifonal: originalmente se cantaban los versículos de los salmos mediante dos semi-coros enfrentados. En su sentido actual, consiste en la ejecución de una Antífona por el coro, versículo a cargo del solista, y nuevamente la repetición de la Antífona.

· Responsorial: se canta el salmo alternándose el coro y los solistas. Responso (coro) – Versículo (solista) - Responso (coro).

· Directo: los solistas declaman el texto o los sucesivos versículos del salmo sin alternancia. Se canta sobre tonos que pueden ser simples o solemnes, según la importancia de la fiesta.

Las formas no salmódicas incluyen la forma estrófica del himno, en donde una sola melodía es repetida para todas las estrofas; la secuencia, en donde hay una repetición dentro de cada copla rimada; las formas repetitivas del Kyrie y el Agnus Dei; y las formas no repetitivas del Sanctus, Gloria, y Credo. En la Misa, los cantos del Ordinario son no-salmódicos, y los del Propio son salmódicos. Las fórmulas recitativas se usan para textos salmódicos y textos no salmódicos.

Hay tres estilos melódicos básicos en el canto gregoriano. Esta clasificación se basa en la relación entre notas y sílabas: los cantos en los que todas o la mayor parte de las sílabas corresponden a una sola nota se denominan silábicos; los que se caracterizan por prolongados pasajes melódicos sobre una sola sílaba, se denominan melismáticos; este matiz no siempre es muy nítido, ya que cantos predominantemente melismáticos incluyen habitualmente algunas secciones o frases silábicas, mientras que cantos que son habitualmente silábicos poseen ocasionalmente melismas breves de cuatro o cinco notas sobre algunas sílabas. Este tipo de canto a veces se denomina neumático.

Las liturgias cristianas se dividen en la Misa Eucarística y el Oficio Divino, y es la liturgia la que determina el estilo musical del canto llano. En general, a más solemne la ocasión, más florida es la música, aunque los cantos más solemnes son entonados por el celebrante. Cada familia de canto se caracteriza por un tipo melódico específico: las antífonas y los salmos se musicalizan silábicamente; introitos, Sanctus, Agnus Dei son neumáticos, y los graduales, aleluyas, y ofertorios contienen extensivas melismas.

Video: Saint Paul Cathedral Choir: Psalm 121


8 comentarios:

kabir dijo...

Buenas noches, primera vez que paso por aca y me quede leyendo y escuchando, sobre todo a Rostropovich. Comparto su gusto. Hace unos años, contra todo lo que se dice, empecé a estudiar cello, ya de grande. Era un deseo que tenia muchos años y hoy, lejos todavia de ser un musico, disfruto de sus humanas vibraciones.
Vuelvo pronto, hermoso blog.

Sara dijo...

Hola Kabir, mucho gusto! Te digo, el cello es mi instrumento favorito, y el sueño de mi vida es aprender algún día a tocarlo. Ni siquiera se lo que es un pentagrama, pero es el sueño de mi vida. Te felicito, un gusto tenerte entre mis lectores, espero que no te pierdas, eh?

kabir dijo...

No me pierdo, ya conozco el camino. Entusiasmese y aprenda que despues se va a entusiasmar mas todavia. Ah, un pentagrama es un dibujito aburrido siempre igual pero se pone interesante cuando esta lleno de otros dibujitos. Ya es un comienzo. Un abrazo, vuelvo en un rato.

Sara dijo...

Estimado Kabir: ruégole que tenga a bien aprender rapidito a tocar el violonchelo, así después me explica lo de los dibujitos, que está interesante. A todo esto, cuánto sale un violonchelo? Con lo que tengo ahorrado no creo que me alcance ni para una cuerda sola, jejejejeje. Yo también vuelvo en un rato, después de unos matecitos. Hasta luego!!

kabir dijo...

Si hablamos de un cello de estudio, hay unos entre los 1500 y 2000 pesos. Yo comprè el mio en Pergamino, en lo de unos fabricantes, en 900. Con viaje y todo me resulto conveniente(vivo en Córdoba)Tambièn hay usados. Me alegro de que ya ande pensando en empezar. Con gusto le transmito lo que se y le enseño a hacer esos dibujitos. Hasta pronto.

Sara dijo...

Qué cosa! Una vez pregunté el precio de un oboe, y me lo cotizaron a 4000 verdes. Yo pensé que el cello costaría veinte veces más! Mirá vos! Tengo un par de conservatorios en vista, pero en ninguno enseñan violonchelo. Por lo que se, tengo que conformarme con piano, para empezar, por lo menos para aprender los rudimentos de la música. Te digo mi mail, es sara_c5000@yahoo.com.ar . Yo también soy de Córdoba, pero no de la ciudad. Vivo en un pueblo roñoso de por acá cerca.

Jonathan Mora Luna dijo...

ola sare me puedes contestar una pregunta porfabor bueno estas son:
1)que otro nombre recibe el canto llano?

Cristian Fernandez dijo...

Útil para mi tarea de Historia de la música