27 nov. 2008

Basso Profondo

Basso Profondo. Excepcionales muestras del magnífico arte coral ruso.

Dos extractos de un excepcional trabajo coral ruso (que incluye antiguos cantos litúrgicos anónimos, canciones folklóricas populares, y música de compositores rusos muy conocidos, como Tchesnokov y Gretchaninov), presentando unas de las voces más bajas del mundo. Los dos cantantes, en este caso, son Vladimir Pasuikov y, con una voz aún más baja, Viktor Wichnkiakov, uno de las más famosos Basso Profondo. Su rango vocal es de por lo menos una octava por debajo del rango bajo normal (Paul Robeson). No sólo poseen las notas más bajas de cualquier cantante coral, sino que además los solistas tienen voces plenas de tal forma que el efecto es asombroso.




Orthodox Singers Male Choir - Basso Profondo. "Do not reject me in my old age" (7:03)
Pavel Chesnokov (1877 - 1944)



Maxim Mikhailov como arzobispo. La coronación de Iván el Terrible (película de Sergey Eisenshtein, 1944)

17 nov. 2008

Rangos Vocales

Las voces humanas se pueden clasificar de acuerdo a su registro vocal (los tonos más altos y más bajos que pueden producir).

Esta definición de rango vocal, es simplemente la extensión desde la nota más alta hasta la más baja que una voz en particular puede producir. Sin embargo, no es lo que uno quiere decir cuando habla de “rango vocal”. Esto es porque algunas de las notas que una voz puede producir pueden no ser consideradas “útiles musicalmente” para un propósito particular. Por ejemplo, cuando se habla de rango vocal en un cantante de ópera masculino, por lo general se excluyen los tonos en falsetto, que no se usan en la mayor parte de las óperas. Un cantante masculino de doo-woop, por otra parte, regularmente podría desplegar sus tonos en falsetto en la performance y, por lo tanto, incluirlos en la determinación de su rango.

Por eso es importante definir claramente qué se entiende al hablar de rango vocal. Por ejemplo, se podría decir de un hombre que tiene un rango de dos octavas y media en el rango completo de voz y media octava adicional en falsetto. Del mismo modo, cuando se habla del rango de una mujer, se podría decir que tiene un rango “útil” de dos octavas con un tercio adicional importante en la parte inferior que solamente es audible con amplificación. Lamentablemente, no hay una estandarización en esta nomenclatura, aparte del canto clásico sin amplificación.

El rango vocal en la música clásica

El rango vocal es muy importante en la música clásica. En la ópera y en la música clásica para solista, hay dos consideraciones fundamentales en la determinación del rango vocal: la regularidad del timbre a lo largo del rango vocal, y la capacidad de proyectar los tonos (es decir, ser escuchado claramente por sobre una orquesta, sin amplificación). Si algún tono no puede ser adecuadamente proyectado, no se considera parte del rango.
La música coral es de alguna forma menos estricta que la ópera. En contraste con la ópera, la gran cantidad de voces que pueden ser desplegadas en cada grupo hace en cierto modo menos importante que cada voz individual se produzca de forma impecable y completamente audible. Así, por ejemplo, a menudo los coros pueden desplegar notas que son más bajas que aquellas que podrían ser desplegadas en una performance operística –ningún miembro del coro podría ser capaz de proyectar una nota así individualmente, pero en conjunto la nota puede ser bastante audible.

En la mayor parte de la música coral, los rangos vocales se dividen a menudo no en las tres partes por sexo como se hace en la música solista de ópera, sino solamente en dos partes por sexo: soprano, alto, tenor, bajo; o en cuatro partes por sexo: soprano I, soprano II, alto I, alto II, tenor I, tenor II, bajo I (o barítono), y bajo II. Por ejemplo, la Misa en Si menor.
Muchos solistas barítonos agudos, como Sherril Milnes, podrían haber cantado como Segundo Tenor en un coro, mientras que otros barítonos como Bryn Terfel podrían haber cantado como Primer Bajo.

Rangos corales básicos:

Soprano: Do4- La5
Mezzo Soprano: La3- Fa5
Alto: Mi3- Mi5
Tenor: Si2- Sol4
Barítono: Fa2- Fa4
Bajo: Do2- Do4

Dependiendo de los ejercicios vocales y las observaciones del director, una persona puede tener un rango extendido que le permite un desplazamiento en las secciones corales.

Una soprano que puede cantar más alto que Do6 es conocida como sopranino, y un bajo que puede cantar Sol1 o más bajo es conocido como bajo profundo.

Hombres que poseen rangos altos o que pueden proyectar falsetto en un sonido claro, se les refiere como contratenores, y poseen rangos equivalentes a aquellos de los rangos femeninos, alto, mezzo-soprano y soprano (un hombre soprano es referido específicamente como sopranista). Se ha conocido contraltos cantando como tenor (aunque esto es fuertemente desaconsejable, especialmente entre los contraltos más jóvenes), y en ocasiones, hombres que cantan en los tres rangos superiores. Los muchachos son referidos como soprano masculino y los jóvenes como Alto Masculino, si cantan en los rangos más altos.

Además de estas clasificaciones generales, son muy comunes divisiones adicionales desplegadas en la ópera y otra música clásica para voz solista. Hay una gran cantidad de esquemas detallados de clasificación, algunos de los cuales son históricos o específicos de un país.

Rango vocal inducido

En caso de que lo anterior haya sido en gran medida logrado a través de la práctica y la aptitud natural, los rangos vocales adultos pueden obtenerse a través de modificaciones psicológicas. El ejemplo más notable de esto podría ser el de los castrati, aunque ejemplos más modernos incluyen el descenso de la voz a través del tabaco.

Maria Callas.Oh mio bambino caro



Luciano Pavarotti. Nessun Dorma.




10 nov. 2008

Mozart: Pequeña Serenata Nocturna

Hay dos breves composiciones muy conocidas, que figuran entre las más extrañas y enigmáticas de Mozart: el Capricho musical para dos violines, viola, violonchelo y dos trompas (K.522) y la Pequeña Serenata Nocturna, para dos violines, viola, violonchelo y contrabajo (K.525), ambas del verano de 1787.

La primera es una sabrosa sátira de una composición burda, escrita por un presuntuoso aficionado y, además, ejecutada de pésima forma; Mozart se divierte mucho realizando este capricho, y lo hace con esa pericia que siempre sabe poner en todas las cosas que emprende, aunque sea en son de juego.

Mozart parece casi arrepentido de esta broma y, al cabo de unas pocas semanas, se pone a escribir en serio su Pequeña Serenata Nocturna (Eine Kleine Nachtmusik). No es una de las páginas más profundas de Mozart, pero es una composición en la que el músico se ha expresado con la más viva espontaneidad. Es una página de proporciones modestas, simplificada al máximo, y realizada en base a unas formas casi elementales.

Video: Eine Kleine Nachtmusik, Allegro (primer movimiento)

3 nov. 2008

Canto Llano

Música vocal monofónica y que se canta al unísono, oficial, originalmente sin acompañamiento, de las liturgias cristianas. El término se refiere en particular a los repertorios cantorales con textos en latín, es decir, aquellos de las principales liturgias cristianas de Occidente (Ambrosiana, Galicana, Mozárabe y Gregoriana y Antigua Romana). Y en un sentido más estricto, se refiere al repertorio del canto gregoriano, el canto oficial de la Iglesia Católica Romana.

Los orígenes del canto litúrgico cristiano subyacen en la práctica de las sinagogas judías y en la música pagana en los primeros centros de la iglesia (Jerusalén, Antioquía, Roma y Constantinopla). En el siglo IV había varias familias distintas de ritos orientales y occidentales (latinos), cada uno con su propia liturgia y música. Cuando la unificación política y litúrgica comenzó bajo el reinado de los Carolingios a mediados del siglo VIII, todos los ritos musicales latinos locales (excepto el Ambrosiano) fueron suprimidos a favor del Gregoriano. La notación no aparece antes del siglo IX, y solamente uno o dos siglos más tarde se encuentra una representación precisa de los tonos. De los ritos latinos, solamente el Gregoriano, el Antiguo Romano y el Ambrosiano sobreviven completamente.

Cada familia de canto llano tiene sus expresiones modales distintivas; en algunos repertorios (Gregoriano, Antiguo Romano, Bizantino, Eslavo, Copto) a los modos se les asignan números o nombres. La teoría modal bizantina “Oktoechos” desarrollada con una disposición simétrica de ocho modos, fue adoptada por el repertorio Gregoriano a fines del siglo VIII. Se utilizan cuatro notas finales (Re, Mi, Fa, Sol), con sub-formas en un rango más alto (modo auténtico) y más bajo (modo plagal) para cada final. Determinados modos se prefieren para ciertas categorías litúrgicas, temporadas litúrgicas o fiestas particulares. En la tradición gregoriana, los tonarios a partir del siglo IX listan las melodías según el modo, imponiendo el sistema modal solamente después de que el repertorio hubo sido fijado.

Las formas o el repertorio cantoral pueden dividirse en salmódicas y no- salmódicas. Hay tres formas principales de salmodia:

· Antifonal: originalmente se cantaban los versículos de los salmos mediante dos semi-coros enfrentados. En su sentido actual, consiste en la ejecución de una Antífona por el coro, versículo a cargo del solista, y nuevamente la repetición de la Antífona.

· Responsorial: se canta el salmo alternándose el coro y los solistas. Responso (coro) – Versículo (solista) - Responso (coro).

· Directo: los solistas declaman el texto o los sucesivos versículos del salmo sin alternancia. Se canta sobre tonos que pueden ser simples o solemnes, según la importancia de la fiesta.

Las formas no salmódicas incluyen la forma estrófica del himno, en donde una sola melodía es repetida para todas las estrofas; la secuencia, en donde hay una repetición dentro de cada copla rimada; las formas repetitivas del Kyrie y el Agnus Dei; y las formas no repetitivas del Sanctus, Gloria, y Credo. En la Misa, los cantos del Ordinario son no-salmódicos, y los del Propio son salmódicos. Las fórmulas recitativas se usan para textos salmódicos y textos no salmódicos.

Hay tres estilos melódicos básicos en el canto gregoriano. Esta clasificación se basa en la relación entre notas y sílabas: los cantos en los que todas o la mayor parte de las sílabas corresponden a una sola nota se denominan silábicos; los que se caracterizan por prolongados pasajes melódicos sobre una sola sílaba, se denominan melismáticos; este matiz no siempre es muy nítido, ya que cantos predominantemente melismáticos incluyen habitualmente algunas secciones o frases silábicas, mientras que cantos que son habitualmente silábicos poseen ocasionalmente melismas breves de cuatro o cinco notas sobre algunas sílabas. Este tipo de canto a veces se denomina neumático.

Las liturgias cristianas se dividen en la Misa Eucarística y el Oficio Divino, y es la liturgia la que determina el estilo musical del canto llano. En general, a más solemne la ocasión, más florida es la música, aunque los cantos más solemnes son entonados por el celebrante. Cada familia de canto se caracteriza por un tipo melódico específico: las antífonas y los salmos se musicalizan silábicamente; introitos, Sanctus, Agnus Dei son neumáticos, y los graduales, aleluyas, y ofertorios contienen extensivas melismas.

Video: Saint Paul Cathedral Choir: Psalm 121